domingo, 26 de abril de 2015

Sequía.

Más quisiera Neil Armstrong al pisar la luna haber sentido lo mismo que ella al besar tus lunares. 
Estoy segura de que Edison si hubiera estado una noche contigo, se hubiera dado cuenta de que no hacen falta bombillas para alumbrar la noche. 
Por no decir que la torre del Pisa se pondría derecha si se lo pides. Que no habría lunes malos si todos los domingos fueran contigo. Y es que habría una sequía mundial de lagrimas tristes si te conociera todo el mundo. 
El sol te tiene envidia cuando sonríes.
El sol te tiene envidia cuando le miras. 
El tópico de ser feliz dejó de ser un tópico para ella cuando se dio cuenta que
por mucho que pasen los días, 
por mucho que los kilómetros crezcan
y decrezcan, 
estás. 
Porque siempre estás. 
Incluso cuando llueve y no tiene paraguas. Aunque no haya nubes en el cielo. Porque tú hiciste la sequía en sus ojos.

©Alejandra
Don't Copy 

No hay comentarios:

Publicar un comentario